fbpx ¿Es absolutamente necesario disponer de una plaza de puerto antes de comprar un barco ? | BENETEAU
  1. BENETEAU
  2. Newsroom
  3. Noticias Náuticas
  4. ¿Qué hacer con su barco cuando no dispone de plaza de puerto ?

¿Qué hacer con su barco cuando no dispone de plaza de puerto ?

Encontrar una plaza de puerto puede ser un verdadero problema para los navegantes. No obstante, esto no debe ser un freno a la hora de comprar un barco. En efecto, existen soluciones alternativas a la tradicional plaza en una marina. Vd. está en la lista de espera, pero ¿desea navegar antes de obtener el Grial? ¿No desea esperar un espacio en el puerto antes de comprar un barco? BENETEAU le explica como disfrutar de un barco incluso sin plaza de puerto.

Un barco transportable para no preocuparse de la plaza de puerto

La mejor solución para evitar el problema de la plaza de puerto, es optar por un barco transportable. Con un barco sobre remolque, solo necesita un vehículo adaptado para partir al mar. Esta elección resulta óptima si desea comprar un barco a motor tamaño mediano a imagen de un FLYER 7 SUNDECK o de un FIRST 24 SE .

Sin embargo esta solución presenta diferentes inconvenientes:

No está adaptada a todos los tamaños de barco 

Necesita invertir en un remolque 

Implica algunos detalles logísticos (donde guardar su barco, dominar la conducción de un remolque, disponer de los permisos necesarios, disponer de un vehículo potente…)

Con el First 24 SE, la botadura en plano inclinado es sencilla.

El puerto en seco para un mayor confort 

El puerto en seco es un lugar destinado a acoger barcos fuera de su periodo de navegación (en general para el invernaje). Sin embargo, algunos puertos en seco le permiten almacenar su barco todo el año. Le proponen también un servicio de botadura del barco a demanda. En este caso solo necesita avisar al puerto en seco algunas horas antes de su salida al mar, a fin de que se encarguen de poner su barco en el agua. 

Ya se trate de un velero o de un barco a motor, los puertos en seco, están normalmente, equipados con remolques adaptados a todo tipo de barcos de recreo. No obstante, hay que tener en mente que, como por todas las plazas de puerto clásicas, cuanto más grande es el barco, más caro cuesta el servicio. Otro inconveniente: el puerto en seco, implica anticipar sus salidas al mar. En efecto, habrá necesariamente un plazo entre su demanda y la botadura del barco. Este plazo puede variar en función del puerto en seco, pero también de la estación.

El tradicional cuerpo-muerto

Otra alternativa: dejar su barco amarrado a un cuerpo-muerto, un dispositivo de fondeo fijo. La principal ventaja del cuerpo-muerto, es que es mucho más fácil de encontrar disponibilidad que la plaza de puerto. Además, es posible,  bajo ciertas condiciones, instalar su propio cuerpo-muerto, llamado fondeo de feria. Pase lo que pase, la normativa que regula los cuerpos-muertos, es muy estricta. Conviene pues informarse correctamente antes de comprar o de instalar un cuerpo-muerto.

Además, el cuerpo-muerto implica renunciar a todos los servicios anexos a la plaza de puerto (seguridad, electricidad, agua…) y a disponer de un anexo para acceder a su barco. 

 

No obstante, el cuerpo-muerto le da generalmente acceso a magníficos lugares donde no hay puerto. Esta solución convencerá a los marineros aventureros.

Encontrar un compromiso con su concesionario de barcos

 

Para esperar antes de encontrar una solución para almacenar su barco, es posible pedir la ayuda a su concesionario. El podrá proponerle temporalmente una plaza de puerto el tiempo que Vd. necesite para encontrar una solución. (este servicio puede ser de pago). 

Sea cual sea su proyecto de barco, su concesionario BENETEAU está aquí para acompañarle.

¡Una plaza de puerto a toda costa! 

Si está bien comprometido con la idea de obtener una plaza de puerto, solo le falta inscribirse en una lista de espera y esperar. No dude en hacer esta gestión, desde el momento 

que desee tener un barco, ya que el plazo de espera es de cinco años de media en los grandes puertos franceses. 

Sea cual sea la solución deseada, venga a hablar con su concesionario de barcos BENETEAU. El sabrá aconsejarle y ayudarle a determinar que barco será más el apropiado a su elección.

 

 

Otra alternativa: dejar su barco amarrado a un cuerpo-muerto, un dispositivo de fondeo fijo. La principal ventaja del cuerpo-muerto, es que es mucho más fácil de encontrar disponibilidad que la plaza de puerto. Además, es posible,  bajo ciertas condiciones, instalar su propio cuerpo-muerto, llamado fondeo de feria. Pase lo que pase, la normativa que regula los cuerpos-muertos, es muy estricta. Conviene pues informarse correctamente antes de comprar o de instalar un cuerpo-muerto