Finot-Conq ARQUITECTOS

No limitarse nunca con ninguna otra norma que aquéllas que nos impone la naturaleza.

Inventiva y Fiabilidad

A la vez complementario y fusionista, el tándem formado por Jean-Marie Finot y Pascal Conq se ha forjado, desde hace unos cuarenta años, la reputación de concebir veleros perfectamente equilibrados y tremendamente marinos. Carrera, crucero o grandes yates, cada una de sus creaciones lleva el sello de la inventiva y la fiabilidad. Las invenciones o mejoras desarrolladas por Finot-Conq para los barcos de carrera enriquecen constantemente su reflexión sobre la evolución de la navegación de recreo. 

 

Fiabilidad: Sobre dieciocho del 60' concebidos y construidos para las siete ediciones del Vendée Globe, los Imoca firmados por Finot-Conq tomaron 33 salidas y se ilustraron al llegar en 24 ocasiones. En especial, se llevaron cuatro victorias consecutivas y dos segundos puestos.

Innovación: Finot-Conq inventó o mejoró para los 60' IMOCA:

  • Los bi-timones
  • Las botavaras sobre la cubierta y los obenques sobre el borde
  • Los cascos de carbono pre-impregnado y Nomex aplicado al vacío
  • Las velas de quilla en materiales compuestos
  • La primera quilla inclinable en finalizar una vuelta al mundo
  • La quilla compuesta móvil con eje integrado
  • Las disposiciones de lastre adaptadas a una quilla inclinable
  • Las dobles orzas asimétricas
  • Los mástiles-ala con cruceta sobre la cubierta
  • Los timones abatibles en caso de choque

 Los cuarenta años de experiencia del equipo Finot-Conq son marcados por numerosas victorias y recompensas. Más de 40.000 barcos construidos sobre sus planes están navegando en todo el mundo.

 

 Sobre la última generación de Oceanis de 31 a 45 pies, Finot-Conq llegó a establecer nuevas respuestas a la evolución de los modos de vida a bordo a la vez que aportaba más potencia a cada barco, en su confrontación con el mar y el viento. 

 

Las proporciones, es la arquitectura

Empecemos con la belleza. ¿Qué es la belleza para un barco? Martin Francis nos dijo: "No olvide la longitud, es tan importante", y ¡tiene toda la razón! Bill Tripp nos mostró la imagen en blanco y negro de un velero de regata centenario, diseñado por Herreshoff, alargado, fino, elegante. German Frers nos dijo una cosa en la que sigo creyendo desde entonces: "La belleza no procede solo de la armonía de las formas y líneas, sino también del placer que el barco aporta a su propietario y a su tripulación". Podríamos añadir también esta expresión habitual: "Un barco rápido es hermoso". 

Por supuesto no es tan sencillo, todo es cuestión de proporciones. Las proporciones, es la arquitectura. Al igual que la belleza, los resultados se deben a un conjunto de proporciones que evolucionan con el tiempo. Su aceptación no es inmediata. (…) Las principales recientes proyecciones y la evolución de los resultados se derivan de un desplazamiento importante de las proporciones. (…)
Los veleros eran estrechos, serán amplios, está escrito… ¡Y funciona! Y por suerte, con el incremento de la anchura, se gana un volumen interior muy apreciable en los barcos de crucero. Se cierra el círculo...  

Tan sencillo como una gran idea

Después de 25 años de éxito y algunas transformaciones, el First 210 (actual First 20) sigue siendo un "best of". Ha mantenido todas sus promesas y permitió a sus propietarios proyectarse en el mundo de los mayores. Este plan Finot-Conq supo inspirarse en su época para evolucionar y realizar una carrera excepcional que podría abrirle las páginas del Guiness Book de los Records. Pequeño por su tamaño pero inmenso por calidades apreciadas por unanimidad, este velero sigue aportando felicidad y orgullo a sus propietarios. Cerca de 5.000 unidades están evolucionando hoy por todos los mares del mundo y las asociaciones de propietarios muestran un hermoso dinamismo. 

Recuerdos de arquitectos

Jean-Marie Finot: Hacerse a la mar con un pequeño velero…: Una bañera, una habitáculo para cuatro personas, un velamen sencillo, un volumen sencillo, un barco elegante por fuera y por dentro, pudiendo transportarse, encallar: es el reto que nos planteamos en el 1992 François Chalain, Pascal Conq y yo mismo. La seguridad nos llevó a un desplazamiento superior a 1.000 kg y un lastre abatible, para una buena estabilidad. El barco era insumergible. La búsqueda de la simplicidad nos guió hacia el roof integrado, las maniobras en la bañera, la buena visibilidad hacia el frente. Buscamos la solidez, la sobriedad de una flor sobre el mar, la elegancia del pájaro. La respuesta fue el éxito y el amor de los navegantes por su barco. 

Pascal Conq: El recuerdo que tengo, es ver a François Chalain encendiendo su pipa sobre el balcón de nuestra oficina y siguiendo, a través del cristal, ¡hablándonos de sus reflexiones estivales! Había vuelto de sus vacaciones con la idea de un nuevo barco pequeño para Bénéteau. Se imaginaba un barco fácil, concebido para el placer. Un barco seductor, agradable, perfilado, perfecto en los detalles: actualmente, se diría "design". Quería un barco elegante y azul, ¡un bonito barquito! Dentro tenía que seguir siendo sencillo y eficaz, encantador pero sin florituras. Ése era el espíritu. Había añadido a sus observaciones algunas frases, una de ellas se me ha quedado: ¡un pequeño crucero con clase, para los hijos de papá “elegante” del Golfo de Morbihan! Luego, el proyecto se desarrolló rápida y muy naturalmente. Estábamos de acuerdo para no sacrificar nada al aspecto marino, estable y seguro del barco, y eso resultó ser uno de sus activos principales. El estrave casi vertical, el roof muy puro e integrado, absorbido por un francobordo de proa generoso, sobre un casco suficientemente puntero para seguir siendo moderno hoy en día. En cuanto a los bi-timones, sobre un tablero amplio para aquella época: ¡una pequeña revolución! Una proeza técnica que libera el espacio interior (ausencia de puntal debajo del palo, sustituida por una viga en bóveda). Y el cuidado de los detalles que destacan la suavidad de las formas como esta junta cubierta-casco que permite admirar la curva del costado del barco, y que trae lo tornasolado de la madera en unos reposapiés hacia atrás. O también este herraje de proa en aluminio moldeado. Desarrollamos todo eso para este barco y, de hecho, nació suficientemente moderno para seguir estando en un buen lugar aún hoy en día.

Extractos de la intervención de Pascal Conq durante el Superyacht Design Symposium de Miami, en Florida. 2012

Diseños