Berret-Racoupeau Yacht Design

Concebir un barco es un arte, una sutil mezcla de creación y conocimientos, audacia y rigor. 

UNA CUESTIÓN DE EQUILIBRIO

Nacido en 1983, el equipo formado por Jean Berret y Olivier Racoupeau se asoció diez años más tarde fundando Berret-Racoupeau Yacht Design. Al pie de las torres de La Rochelle, su agencia de arquitectura y diseño naval creció rápidamente y hoy están navegando unos 15.000 barcos firmados por BRYD. Guiado en cualquier proyecto por una mirada muy personal sobre las formas y la estética, el equipo de BRYD plantea toda su evolución bajo la seña del equilibrio: equilibrio en la estabilidad, equilibrio de las líneas, equilibrio de los costes. 

La concepción de un barco es un proceso complejo en el que se mezclan las ciencias, la experiencia, la creatividad y el sentido artístico. Una gran parte del trabajo de los arquitectos navales, diseñadores e ingenieros de BRYD encuentra sus fundamentos en unos potentes conocimientos técnicos combinados con un sentido intuitivo que no reprime nunca. Los trabajos de investigación permiten validar el fundamento de las intuiciones a las que ayuda a desarrollar, con un perfecto control de la física del barco. La misión de arquitecto naval se articula en torno al respeto de los tres ejes fundamentales que regulan la concepción de veleros: prestaciones y respeto de los equilibrios, armonía general y ergonomía, estructura y resistencia a las tensiones mecánicas. Pero la filosofía de BRYC sigue siendo la concepción de un barco que supere las expectativas de los clientes. 

PROYECTOS DE AYER Y DE HOY

En 1978, Jean Berret firmó con el First 35 su primer Bénéteau, y posteriormente el First 32. Luego siguieron numeroso Oceanis y la creación de la gama Sense. Unido con la marca por un potente vínculo histórico, BRYD diseñó también para el Grupo varios proyectos de yacht custom CNB.

Olivier Racoupeau: Desde el primer First 35, siempre hemos tenido proyectos en curso con Bénéteau. Desde hace cerca de 40 años, nunca hemos dejado de trabajar juntos y de manera muy estrecha con los equipos. Para algunos proyectos, una parte de nuestro equipo se instala en las oficinas de consultoría durante las semanas de finalización del proyecto. Es el único cliente con el que funcionamos así y existe una enorme connivencia entre los equipos. Nuestro último proyecto para Bénéteau, el Oceanis Yacht 62, es un hermoso reto que lleva esta gama histórica hacia el universo de los grandes yates: un mundo que conocemos bien…

SENSE

Olivier Racoupeau : Un proyecto que nos ha motivado especialmente es el proyecto `Evoe' para CNB. Era un concepto muy innovador de velero custom de 180 pies, especialmente en su plan de cubierta. Este barco no se ha realizado pero está en el origen del proyecto Sense de Bénéteau. Adaptar un proyecto tan innovador para un astillero es un proceso apasionante. Bénéteau quería un velero con una arquitectura que no existía en ningún otro lugar: un monocasco completamente abierto sobre el mar. ¡El desafío era difícil pero indudablemente sigue siendo uno de mis proyectos preferidos! Hoy, es a la vez divertido y bastante halagador ver que Hervé Gastinel, dirigente del grupo, es propietario de uno de estos barcos. Por otra parte, asistí en el Bénéteau Yacht Rendez-vous en Formentera: ¡fue extraordinario! Es fabuloso ver clientes felices con su barco.

 
 
 
 

Diseños